Familia

Luisana: “A nuestros hijos les cuento que crecí con algunas privaciones y que hay que trabajar duro”

La actriz asegura que le preocupa que Noah (5) Elías (3) y Vida Amber Betty (1) entiendan que todo lo que tienen “sus padres y sus abuelos lo ganamos trabajando y con esfuerzo”. Las claves de la educación y su “misión como madre”: “que crezcan con consciencia”.

“Mi misión es que crezcan con conciencia de lo que pasa puertas afuera”.

Mis hijos crecen viendo a sus papás muy apasionados por lo que hacen. Y estamos convencidos de que al menos uno lleva el gen del artista. Hasta el momento es Noah el que más nos sorprende. Él se sienta al piano y toca sus propias canciones”, cuenta a GENTE Luisana Lopilato (32). “De repente lo escuchamos cantar: ‘¡Hoy fui al colegio…! ¡…pasó tal cosa!'”, relata la actriz, quien asegura que lo que más le ocupa en términos de la educación de sus tres hijos es “el respeto. Como base absoluta”.

Señala que se reconoce un tanto severa, que no tolera que le contesten mal ni “que se comporten con total libertad en casas ajenas, como si fuese de ellos. Antes de entrar a un lugar les digo: ‘ahora van a saludar con un beso y un abrazo a quienes nos reciban'”

“Mis hijos crecen viendo a sus papás muy apasionados por lo que hacen. Y estamos convencidos de que al menos uno lleva el gen del artista”.

Además, se explaya, también se ocupa de que valoren lo que tienen: “Les explico que las cosas cuestan. Que hay que trabajar duro para conseguirlas, como hicieron sus abuelos y sus padres. Les cuento que yo crecí con algunas privaciones, que trabajé desde muy chica para lograr lo que tengo hoy. Y que lo de papá  (Michael Bublé) no es ‘me subo, canto un rato y ya’. Él hace un sacrificio enorme: sufre las tantas horas que no está con nosotros. Porque ellos tiene una vida ‘linda’, son chicos privilegiados. Y mi misión es que crezcan con conciencia de lo que pasa puertas afuera”.


Fotos: Maxi Didari y Gentileza LL.

RELACIONADAS

Bitnami