Actualidad

Valeria Mazza comprometida con el trabajo social y el rol de la mujer

Comprometida con el trabajo social, la modelo reflexiona sobre las problemáticas que enfrenta la mujer y la ayuda social que hace posible el cambio.

Valeria Mazza comenzó a ser una figura pública a los 13 años y desde entonces siempre se involucró en las tareas solidarias. Aunque su descollante carrera como modelo a nivel internacional sigue estando en el centro de la escena, ella se muestra cada vez más comprometida con la labor social. Desde 2016 es una de las embajadoras de Posibl, un referente en campañas de impacto social en Latinoamérica y en ese rol viajó a Córdoba para conocer la organización Warma Wassi (Servicio Psicosocial para Madres Adolescentes).

Luego de su visita reflexionó sobre temas como la ayuda social, el rol de la mujer en la actualidad, la importancia del empoderamiento femenino y opinó sobre los feminicidios en la Argentina.

Me inspira y sensibiliza conocer la realidad de la gente

¿Podrías describir cómo es tu experiencia cuando visitas lugares como éste?¿Qué consejo les das?

Valeria Mazza: Disfruto mucho estas visitas. Me inspira y sensibiliza conocer la realidad de la gente, escuchar sus historias, ver como viven, cuales son sus inquietudes y sus necesidades. En cada una de estas experiencias, recibo muchísimo cariño y agradecimiento por parte de quienes visito y también se genera una muy linda energía. Suelo dialogar de manera muy cálida y amena con ellos y sin ánimos de dar consejos, sino mas bien de tener la empatía necesaria para entender la realidad del otro y brindarles el apoyo y la inspiración que quizás pueda transmitirles. Comparto con ellos lo importante que fue para mí haberme animado a vivir una vida de sueños, para que puedan también tener el coraje de animarse a luchar por lo que aman y confíen en sí mismos para alcanzar lo que desean.

-¿Qué es lo más te duele o entristece del trabajo social y qué es lo que más te gusta o gratifica del mismo?

V.M: En general no pienso ni siento el trabajo social desde el dolor. Siempre trato de ver el vaso medio lleno de las cosas y pensar y sentir estos temas desde un lado positivo. Si voy a un hospital para visitar a alguien que sufre, no veo ni siento la muerte, sino a la vida. Trato de ver las emociones profundas y valores detrás de las cosas, por ejemplo al observar la lucha de una persona y su aprecio por la vida, del cariño y afecto de una familia alrededor de su ser querido, de la importancia de la fe o en casos como el de las madres adolescentes de Córdoba, que desde muy jóvenes han tenido que sufrir situaciones tan difíciles, ver como han pasado del dolor a la reconversión para salir adelante, ver a toda la gente que trabaja a su alrededor para empoderarlas y cambiar su realidad, los profesionales que las asisten para que esas cosas que pasaron no les vuelvan a pasar. Tenemos que animarnos a sanar el dolor y sacar lo bueno que la vida nos ofrece, en la prosperidad como en la adversidad. Siempre veo y rescato el lado positivo y humano que pueden plantear los problemas.

Estamos en una era donde se prioriza más a una mujer real que a aquellas con cánones de belleza

-¿Como alguien que se acerca a mujeres que están en situación de vulnerabilidad, cuáles son las principales herramientas que creés necesitan para empoderarse?

V.M: Creo que una mujer para sentirse empoderada, debe sentirse segura, amada, querida, respetada. No solo por otros, sino también por sí misma. La autoestima es fundamental, la imagen que tienen de sí mismas. Y no me refiero a la imagen simplemente desde lo estético, sino a su ser, su humanidad. Estamos en una era donde se prioriza más a una mujer real que a aquellas con cánones de belleza. La mujer en todos los ámbitos y roles, ha ido ganando terreno. Si bien la lucha es larga y todavía queda mucho por conseguir, la mujer esta en un cambio permanente y deberá seguir luchando por un mundo de mas oportunidades e igualdades. Ademas de aportar su femineidad, su armonía, su sensibilidad y emotividad; es importante que la mujer hoy pueda reforzar su actitud y su personalidad ante la vida, para que puedan sentirse útiles y fundamentales en el rol que poseen en sus vidas y de cara a la sociedad.

Estamos hablando de una era donde la mujer esta llamada a ser protagonista.

-¿Tenés una opinión con respecto a la enorme cantidad de feminicidios que hay en la Argentina y el mundo?

V.M: Me parece terrible todo lo que esta pasando. Me parece terrible que la mujer este tan desprotegida en Argentina y el mundo. Los números abruman y me parece terrible que este tan naturalizado hablar de cifras, cuando lo que esta detrás son vidas humanas, familias destrozadas. Creo que es fundamental pasar rápidamente a la acción. Y en este tema al igual que en muchos otros, la educación esta en primer lugar. Hay muchas situaciones de vulnerabilidad y desigualdad "naturalizadas" que afectan a la mujer y que en el siglo 21 no deberían suceder mas. Estamos hablando de una era donde la mujer esta llamada a ser protagonista. Debemos educar a la sociedad en su conjunto, para que la mujer sea respetada y tenida en cuenta en sus distintos roles. Y no solo la educación es fundamental. De la mano de la educación, deben existir también leyes claras y justas, aleccionadoras para que de una vez por todas, la mujer no se sienta sola ante tantos peligros e injusticias.

Valeria Mazza en su visita a un centro de ayuda para madres adolescentes en Córdoba. Fotos: Posibl

Valeria Mazza en su visita a un centro de ayuda para madres adolescentes en Córdoba. Fotos: Posibl

Valeria Mazza en su visita a un centro de ayuda para madres adolescentes en Córdoba. Fotos: Posibl

Valeria Mazza en su visita a un centro de ayuda para madres adolescentes en Córdoba. Fotos: Posibl

RELACIONADAS

Bitnami