Actualidad

“¿Mis deseos? Salud, formar una familia y seguir trabajando”

El conductor los festejó junto a 250 amigos y familiares en el hotel Sheraton. Bailó hasta la madrugada con Moria Casán, Aníbal Pachano, Florencia Peña, Flavia Palmiero y Luisana Lopilato, entre otros. “No invité a nadie por compromiso: todos los que me acompañaron ocupan un lugar en mi corazón”. ¿Los regalos? Desde una pochoclera hasta juguetes eróticos. Toda la intimidad y el álbum de la gran noche.

Andá a saber dónde estoy para mi próximo cambio de década! Por eso quise divertirme con la gente que más amo: mi familia, los amigos del colegio, los compañeros de trabajo y de la vida. Fue tan rápido que ni me di cuenta de que ya terminó. Empecé a saludar a unos y a otros, bailé, corté la torta… y de pronto aparecí en mi habitación, charlando de cuánto me había divertido en mi fiesta”.

Alejandro Wiebe, famoso como Marley, se dio el gusto de cantar los 40 y tirar la casa por la ventana. Unos 250 invitados llegaron a la megaparty que dio el sábado 5 en el salón San Isidro del Sheraton. Minutos antes de que empezara la fiesta, Marley –perfeccionista incurable– se dio una vuelta para ultimar los detalles. “Quiero que la pasen bien. Es un grupo tan grande que va a ser difícil complacer a todos”, pensó.

Los primeros en caer fueron sus compañeros del programa 3, 2, 1… ¡a ganar! –que va a diario por Telefe a las seis de la tarde–, grupo que encabezó el productor ejecutivo Federico Hoffmann, seguido por Osvaldo Príncipi, Noelia (La Secretaria), Leandro, Ringo (El Mono), Atilio (El Remisero). La escalera mecánica que lleva a la recepción estuvo bajo tutela de Pascualín (El Conejo), quien… ¡les cobraba peaje a los invitados!

“Venir a un cumpleaños como el de Marley es reencontrarme con un verdadero amigo.Quedan pocos como él. ¡Es imposible encontrarle un enemigo! Si preguntás, vas a tener siempre la misma respuesta: ‘¡Es un tipo excelente!’”, dijo Cristina Pérez, que le regaló una camisa de Hugo Boss. “Nosotros le trajimos una valijita muy útil: yo aporté la lectura y la Negra eligió los juguetes eróticos. ¡Hace años que nos conocemos! Es inteligente y nos divertimos con todas sus cagadas. Pero por sobre todas las cosas es una buena persona”, comentó Humberto Tortonese, uno de sus mejores amigos, abrazado a una zarpada Elizabeth Vernaci. “Con este monstruo hice miles de viajes. El que mejor recuerdo fue a Costa Rica. ¿Qué hicimos? La pregunta sería qué no hicimos”, contó Cristian Sancho, acompañado por Vanesa y sus hijos, Camille y el pequeño Gael.

Entre los infaltables estuvieron Moria Casán (con nuevo sex toy llamado Bruno); Aníbal Pachano; Florencia Peña; Flavia Palmiero; Luisana Lopilato (custodiada por su hermana); Nazareno Casero y su novia Josefina; Marisa Brel; Daisy May Queen; Patricio Giménez y su pareja, Marina; Claudia Albertario y su marido, Diego; Romina Gaetani y su novio, Hernán Nisenbaum; María Carámbula; Mariana Briski; Emiliano Rella; Coco Fernández y Virginia Elizalde, entre otros tantos.

EL LUGAR, LA MUSICA. El salón San Isidro del primer subsuelo fue el lugar elegido para el festejo. La déco estuvo a cargo de Lucía Navarro Clarck. Unos 29 faroles agregaron calidez al ambiente, que fue dividido en diferentes livings decorados con floreros y lámparas-esculturas. La pista de baile tuvo 28 bolas de espejos, 10 parlantes aéreos y 8 perimetrales. La música, by Rafael Juanico y Jorge Tellado –Grupo Sarapura– consistió en hits de los 80’ y 90’. y también mucho electrónico, por pedido del anfitrión. ¿El menú? Primero finger food –grisines de queso, bocaditos de paté de ciervo y canapés de diversos sabores– y luego seis islas de diferentes comidas, desde española hasta oriental, todo regado con vino, champagne y muchos drinks.

LOS REGALOS. Como un chico, Marley los abrió al día siguiente. Recibió una pochoclera, perfumes varios (de Kenzo, Armani, Valentino), una colección de películas de Woody Allen, una campera mundialista de Argentina ’78, una lapicera con sus iniciales, un reloj de ferrocarril, un grill para cocinar, un libro de autoayuda y mucha ropa para sus ¡tres vestidores!

Marley, ¿qué pediste cuando soplaste las cuarenta velitas?
–Lo mismo de siempre: salud, formar una familia y seguir trabajando. Quiero cumplir algunos objetivos que me dan vueltas en la cabeza y seguir haciendo lo que me hace bien. ¿Se entendió?

¿Hubo invitados por compromiso?
–¡Ni uno! Todos los que me acompañaron ocupan un lugar en mi corazón. Son personas que quiero y que me dieron miles de oportunidades.

¿Ya pensaste en la próxima década?
–Nooo… Pero creo que los 50 me van a encontrar más tranquilo. No sé… ¡Ojalá esté vivo! Espero ser tan feliz como hasta ahora y seguir rodeado de afectos y de gente que me tire buena onda.

Marley bailó hasta las ocho de la mañana. Entre las beauties, Juana Repetto, Marisa Brel, María Carámbula, Elizabeth Vernaci, Flavia Palmiero y Noelia, la secretaria sexy de 3, 2, 1... ¡a ganar!.

Marley bailó hasta las ocho de la mañana. Entre las beauties, Juana Repetto, Marisa Brel, María Carámbula, Elizabeth Vernaci, Flavia Palmiero y Noelia, la secretaria sexy de 3, 2, 1… ¡a ganar!.

La torta de chocolate medía un metro de largo y tenía cuarenta velitas, que Marley sopló luego de pedir tres deseos.

La torta de chocolate medía un metro de largo y tenía cuarenta velitas, que Marley sopló luego de pedir tres deseos.

El agasajado, Florencia Peña, Luisana Lopilato, Silvina Acosta y Federico Hoffmann.

El agasajado, Florencia Peña, Luisana Lopilato, Silvina Acosta y Federico Hoffmann.

Los diálogos entre Marley, Moria Casán, Elizabeth Vernaci y Aníbal Pachano eran desopilantes (y muchos, imposibles de reproducir aquí). El baile y la diversión duraron hasta las ocho de la mañana del domingo.

Los diálogos entre Marley, Moria Casán, Elizabeth Vernaci y Aníbal Pachano eran desopilantes (y muchos, imposibles de reproducir aquí). El baile y la diversión duraron hasta las ocho de la mañana del domingo.

RELACIONADAS

Bitnami