Actualidad

La superfiesta de Mardel

La noche del sábado 24, en el Salón Real del hotel Costa Galana, GENTE organizó su clásica fiesta de temporada. Hubo más de 1.500 invitados vip, tocaron en vivo Emmanuel Horvilleur y No Lo Soporto, desfilaron las chicas más lindas del verano, se juntaron Nito Artaza y Miguel Angel Cherutti y hubo un final a todo color, con fuegos artificiales sobre el mar.

Las 1.500 invitaciones se repartieron con un mes de anticipación. Y nadie faltó. Puntual, Fabián Gianola fue el primero en cruzar la puerta. Nico Vázquez y su mujer, Mercedes Funes, lo siguieron… La cita fue el sábado 24 de febrero, a las 22.30 horas, en el hotel Costa Galana de Mar del Plata. El gran anfitrión de la noche: revista GENTE, una vez más.

La deco. Al mejor estilo Hollywood, las letras de GENTE (que medían 3,80 metros) se veían desde lejos, mucho antes de llegar al hotel. Veintiocho personas trabajaron durante más de 48 horas en el armado y montaje de la escenografía. “La ambientación fue en chicle y negro, dos colores muy netos, con un clima de imágenes puras. No había humo, ni nada, sólo imágenes contundentes”, explica Roberto Lagrave, responsable de la ambientación. Se usaron cuatro mil metros de alfombra, en rosa, magenta y negro. El fondo del escenario se pensó con un estilo acorde a las dos bandas que iban a tocar, No Lo Soporto y la de Emmanuel Horvilleur, todo bien iluminado con luz blanca “para enfatizar los colores y no distorsionarlos”. En los vip, mientras tanto, hubo luces tenues y sillones Chesterfield modernos, para favorecer un clima de relax.

Enemigos intimos. Fue el momento más tenso de la noche. Ocurrió durante la producción de la foto de tapa. Nito Artaza y Miguel Angel Cherutti quedaron hombro con hombro. Se miraron de reojo, pero no cruzaron palabra. En la semana, Cherutti había dicho: “Las diferencias con Nito ya van a quedar atrás”. Pero parece que, por el momento, la vieja dupla no volverá a hablarse. La pelea ya hizo eco en sus familias. A la hora del baile de parejas, la señora de Artaza, Cecilia Oviedo, dijo: “Mientras estén Cherutti y su mujer, yo no subo a ese escenario”. ¡Y pensar que protagonizaron juntos los mayores éxitos teatrales de los últimos ocho años! Aún le quedan varios rounds a este combate. Continuará…

¡Que jugadores! Neri Cardozo fue fundamental en la victoria de Boca Juniors ante Independiente. Marcó el primer gol xeneize y los relatores lo consagraron como “el jugador del partido”. Luego del pitazo final en Avellaneda, el nuevo crack del fútbol argentino subió a su auto y apuntó directo a Mar del Plata. ¿Su destino? La fiesta de GENTE, claro. Llegó al Costa Galana después de las tres de la mañana, de la mano de la exquisita Sabrina Ravelli, vedette de la obra Irresistible. Cuando Carlín Calvo lo descubrió en el salón, le dijo: “Después del gol que hiciste hoy tenés la noche libre. Pibe, hoy podés acostarte tarde”. Con el correr de las horas, Carlín intentó convencer a sus vecinos en el vip de que alguna vez hizo un gol desde la mitad de la cancha, como el de Palermo, en el Estadio Mundialista de Mar del Plata. “Con el equipo de Los Galancitos”, recordó… Otro goleador que rompe redes en el teatro de revistas es Aldo Osorio, quien no se separó de Nazarena Vélez durante toda la noche.

Mal de amores. ¿Quién dijo que una estrella de rock no puede llorar la pérdida de un amor? Emmanuel Horvilleur desplegó lo mejor de su repertorio sobre el escenario del Costa Galana. Luego, entre íntimos, se confesó muy triste por su separación de Celeste Cid. Las fotos de la madre de su hijo con su nuevo candidato, Luis Ortega, lo golpearon fuerte. “Hoy por hoy, lo único que me importa es el bienestar de mi hijo André”, dijo el músico.

El sueño del pibe. Santiago Laborda, el jovencísimo novio de Moria Casán, es ídolo en su barrio. “Cuando mis amigos vieron mis fotos con Moria en la revista GENTE no lo podían creer”, contó el rugbier. Luego confesó que la diva fue siempre su amor imposible, desde los tiempos de la secundaria. Tanto que cuando la cruzó en Ideas del Sur no dudó en ir al frente: “Era la única oportunidad que tenía, y me la jugué”, recordó. Luego de escuchar semejante historia, Carlín Calvo (eterno “rey del pirulín”, claro) habló con la diva: “Moria, tu nuevo chico es muy fachero, pero lo mejor que tiene es la personalidad. ¿Sabés lo que es encararse a una mina como vos?”. Si lo dice Carlín…

El menu. Fue realizado por los chefs ejecutivos del Costa Galana. El gerente de Alimentos y Bebidas, Thierry Rault, puso a disposición de los invitados cerca de ochenta cocineros, que prepararon 1.800 chicken fingers, 1.200 mini empanadas y 1.500 bruschettas de salmón. También hubo una estación de tacos y más de 3.000 piezas de sushi. Además, un espacio de alimentos made in Argentina. A saber: seis perniles de ternera y otros siete de cerdo, más 700 mini-choripanes. Las barras estuvieron bien provistas: 400 botellas de champagne Trapiche, vinos Fond de Cave Malbec y Sauvignon Blanc, y Septiembre Cool Wine. También 300 litros de cerveza Quilmes y, para quienes prefirieron acompañar el menú sin alcohol, Pepsi, 7 Up y agua. Claro que la barra de Kerry Keel hizo furor antes y después de comer. Los barmen deshicieron 32 botellas de ron Bacardi en 600 daikiris de melón, frutilla, durazno y ananá. El Gancia Water Melon (un trago rojo, muy cool) y los mojitos con menta o con maracuyá fueron los tragos de la noche. La mesa de postres incluyó 600 paletas de dulces y los helados de Freddo. El personal del Costa Galana desplegó cinco maîtres, 14 barmen, 36 mozos, 11 chefs, 14 stewards y 7 hostesses, que trabajaron cerca de los vip.

Te quiero, no te quiero. Se pelearon en el programa de Jorge Rial, se amigaron en el cumpleaños de Mirtha Legrand y se celaron en la fiesta de GENTE. Hablamos de Moria y Carmen Barbieri, claro. La Casán fue la primera en llegar del brazo de su joven novio: estuvo en el vip, comió sushi, brindó y aceptó encantada la invitación de posar para la foto de tapa. En ese instante, la mujer de Santiago Bal entró en escena y se armó el escándalo. Notó –se dio cuenta, digamos–, de que Moria partía hacia otro salón para hacer la producción, y no lo soportó. “¡Ah, si yo no estoy en la tapa, ¿para qué vine?! Entonces me voy. ¡Si es así, no sé para qué me invitan!”, dijo, fuerte, y partió ofendida. ¿Conocerá la señora Barbieri la palabra diversión…?

Un vestido y un amor. Mónica Ayos llegó con un vestido que cortó el aliento de la platea masculina. Y, en algunos movimientos, dejaba su escote al descubierto. “Gracias por semejante alegría”, le dijo Fabián Gianola durante la producción de tapa. Sin embargo, Mónica se lamentaba: “Extraño mucho a Diego. Apenas bajemos definitivamente el telón de Doña Flor… en Mar del Plata, vuelo a México para encontrarme con mi marido. Nos prometimos una escapada romántica al Caribe”.

¡Papito! Nico Vázquez fue uno de los más animados. En el vip recitó parte de su unipersonal, Mutando. “¿Se imaginan si nuestro país estuviera gobernado por modelos? Tendríamos un país 90-60-90. En vez de sesiones en las cámaras, tendríamos sesiones en la cama solar. Comeríamos sushi, seríamos todos anoréxicos”, comenzó. Después confesó sus más importantes objetivos para este año: el primero es que su padre, Fernando Vázquez, pueda retirarse y dedicarse a descansar; el segundo, tener un hijo con Mercedes Funes. “Los dos lo queremos, pero estamos buscando el mejor momento”, dijo luego Mechi.

¡Que regalito! La señora Mirtha Legrand de Tinayre lució su última joyita: un anillo de brillantes de la joyería Jean Pierre que le obsequió GENTE para su cumpleaños. Orgullosa, con su dedo índice en alto, anunció a todos los que la quisieran escuchar: “¡Y ojo que éste es de verdad!”.

Fuegos y final. A las 5 de la mañana, después del desfile y del baile carioca, le llegó el turno al show de fuegos artificiales montado sobre la escollera. Hubo 14 escenas pirotécnicas, diseñadas por Gastón Gallo y su equipo de 10 técnicos de Júpiter, en las que se usó material europeo, americano y chino. El espectáculo, además, estuvo musicalizado con clásicos de los 80 y los 90, y duró 12 minutos. Hasta un rato antes de que amaneciera sobre el Atlántico y sobre Mar del Plata. Inés Pujol, Iliana Calabró, Moria Casán, Laura Fidalgo, Julieta Prandi, Ingrid Grudke, Rocío Guirao Díaz, Mónica Ayos y Jésica Cirio. Morochas y rubias, rubias y morochas…

Inés Pujol, Iliana Calabró, Moria Casán, Laura Fidalgo, Julieta Prandi, Ingrid Grudke, Rocío Guirao Díaz, Mónica Ayos y Jésica Cirio. Morochas y rubias, rubias y morochas…

Moria Casán y Santiago Laborda, su novio de 23 años, sobre la pasarela junto a Nazarena Vélez y Aldo Osorio, reconciliados.

Moria Casán y Santiago Laborda, su novio de 23 años, sobre la pasarela junto a Nazarena Vélez y Aldo Osorio, reconciliados.

Después del desfile, Cherutti y su mujer, Fabiola Alonso, bailan junto a Carlín Calvo, Mónica Ayos, Lucila Fernández, Rocío Guirao Díaz e Ingrid Grudke.

Después del desfile, Cherutti y su mujer, Fabiola Alonso, bailan junto a Carlín Calvo, Mónica Ayos, Lucila Fernández, Rocío Guirao Díaz e Ingrid Grudke.

RELACIONADAS

Bitnami