Actualidad

La gala de los cuarenta años

GENTE cumplió su cuarta década y festejó con una velada en La Mansión del Four Seasons. El dress code: vestido largo y riguroso smoking. Los invitados, de lujo: 23 de las mujeres más admiradas del mundo del espectáculo, la televisión, la moda y la cultura, y tres ídolos indiscutidos: Maradona, Charly García y Julio Bocca.

Noche del martes 6 de septiembre. La Mansión del Four Seasons, un imponente palacio estilo belle époque construido en 1920, abrió sus puertas para dar comienzo a la gran gala de los 40 años de GENTE. Una gala exclusiva para realizar una tapa especial y de lujo con las divas, los ídolos y las estrellas que durante estas cuatro décadas usted eligió y sigue eligiendo.
Cada una de las mujeres invitadas marcó un estilo, impuso su nombre como una marca, nos deslumbró con su talento, nos asombró con su belleza. Y cada uno de ellos, los únicos tres hombres en esta tapa de diosas, son ídolos nacionales (y mundiales) indiscutidos que llegaron para celebrar con nosotros este aniversario tan especial.

La consigna de la gran noche: ellas debían vestir de largo y en color pastel, ellos tenían que lucir de impecable smoking. Desde dos meses antes, las divas mandaron a diseñar sus vestidos a los mejores creadores argentinos (sólo Susana, Valeria y Pampita eligieron modelos internacionales). Desde quince días antes todas buscaron joyas especiales para la velada. Desde una semana antes, todas habían probado maquillaje y peinado para que todo fuera perfecto. Y lo fue. ¿Y qué hicieron los ídolos? Diego se encargó un smoking a medida, hecho en tela italiana (por Tito de Matices), Charly llevó un look único y Julio Bocca un traje blanco muy vanguardista.

Puntuales a las diez de la noche, los invitados fueron llegando a la fiesta acompañados por maridos, novios, padres, hijos o managers.

Los recibía en La Mansión –especialmente iluminada para la velada– la música de la orquesta de cuerdas del Teatro Colón. Y los esperaba una noche única con champagne Baron B, un menú de lujo (con la firma del chef ejecutivo del Four Seasons, Mathias Zumstein), la música de Black Out, la sorpresa de que el artista plástico Daniel Kaplan había armado un mini atelier para pintar una acuarela de cada una de las 23 divas (uno de los regalos especiales de la fiesta, además de un twill de seda natural de Hermès de París), un recital exclusivo de Charly García (que vino en su clásica limousine blanca), la calidez de Diego Maradona (que llegó en un Rolls Royce valuado en 220 mil euros), el talento de Julio Bocca (que viajó especialmente para la gala), y horas inolvidables de encuentros, diálogos y anécdotas.

Usted es el invitado ahora. Pase, lea y disfrute con nosotros de una fiesta de gala como sólo GENTE puede ofrecer.
ESTILO LUIS XIII. El capricho de Félix Alzaga Unzué fue complacido por el arquitecto Roberto Prentice: sobre el 1400 de la calle Cerrito le levantó una de las mansiones más elegantes e imponentes del país. De influencia francesa, sus maravillosos detalles (el hall en piedra París, los ventanales de vitraux, sus salones de molduras doradas a la hoja y su chimenea de mármol), siguen sorprendiendo a sus visitantes. “Es un auténtico palacio francés. ¿Quién me presenta al rey?”, bromeó la genial Florencia Peña al llegar del brazo de su futuro marido, Mariano Otero. GENTE, claro, agregó su toque: Kito Rojas se encargó de ambientar esta joya arquitectónica: usó 350 metros de terciopelo color champagne, 30 almohadones bordados a mano con canutillos y cordones de seda en verde manzana y fucsia. Y, a diferencia de la red carpet de Hollywood, la alfombra principal fue verde agua, siguiendo la línea de la ambientación.

EXQUISITECES. Veinte camareros se encargaron de llenar las copas y los platos. Hubo variedad de canapés (desde salmón ahumado, trufas de queso de cabra, grissini de parmesano con jamón crudo, hasta sushi de centolla) y una estación de quesos y fiambres para el comienzo de la fiesta. Después, se ofreció un menú para todos los paladares: lomo de carne Angus rostizado con panes artesanales, ravioles de ricota con salsa de tomate y albahaca, pollo al limón estilo asiático salteado con arroz y vegetales. El postre, toda una selección de mini pastelería, se expuso en una vitrina como si fueran piezas de joyería: crème brulée, shot de tiramisú, pirineo de chocolate y dulce de leche, tarteletas de fruta, brownies, lemon pie, tarteletas de chocolate y profiteroles. Un detalle: la torta con el logo de GEN40, obra del chef pastelero, Santiago Marafuschi.

El lomo ni lo toco. El jamón, menos. Soy vegetariana y una auténtica ¡Miss carbohidrato! Por eso me llevo este platito”, deslizó Nacha Guevara, una diosa sin edad que no tuvo pruritos en arrasar con los postres. Para beber: champagne Baron B, vino Terrazas, cerveza, gaseosas y agua. A última hora, para acompañar los dulces, hubo café y diferentes clases de té a elección.

CUESTION DE LOOK. Nicole Neumann, que acaba de firmar con Nito Artaza para debutar en su teatro de revistas, llegó custodiada por su maquillador y su asistente personal. Su look, improvisado con mucha imaginación, era un sari de la India transformado en vestido. Cuando se cruzó con Graciela Alfano, que lucía un diseño exclusivo de Di Doménico, comprobaron que estaban vestidas casi del mismo color, pero se lo tomaron con humor. Claro que Grace fue mucho más allá: no llevó ropa interior. Su profundo escote y sus impresionantes tajos en la falda enseñaron a los presentes que la diosa no tenía nada debajo de su vestido. “Ay, chicos, ¿cuál es el problema? Si alguien se siente incómodo, pido disculpas. Yo estoy de lo más placentera…”. Después, la experta en plumas le dio algunos consejitos a la debutante: “Siempre tené respeto por las bailarinas y bailarines; son los que te hacen lucir, si no te van a hacer pagar el derecho de piso. Te lo digo por experiencia: si alguno te tiene que levantar y pone cara de esfuerzo, ¡te mata!”.

LO MEJOR DE CHINA. La Zorrilla llegó acompañada de Flor, su yorkshire de nueve años. No faltó quien se acercara a saludarla y felicitarla por su último éxito: la película Elsa & Fred. Estos, sus mejores comentarios de la noche: A Maradona: “Te felicito por la hija que tenés. Dalma tiene talento, te lo digo yo…”. A Susana: “¿Qué hiciste con la perra que te regaló Diego en el programa…? Cuidála, no se puede pasar por la vida sin saber lo que es un perro”. A Bocca: “Estás elegantísimo, parecés Gino Bogani”. A Mirtha: “¡¿Cómo podés haber hablado de mi beso en la película?!”. A Solita: “¿Cómo hice para parecer muerta de verdad en Mujeres asesinas? Me quedé dormida”.

LA CANDIDATA. Moria Casán está en plena campaña y no pierde oportunidad a la hora de recolectar votos. Regaló encendedores con su nombre y se aseguró algunos sobres para su urna. Acompañada por su novio, Xavier Ferrer Vázquez, y un guardaespaldas, la vedette recibió felicitaciones de Leonor Benedetto: “De verdad admiro tu coraje”, le dijo la actriz. “Es que soy una mujer todo terreno, todo el tiempo me renuevo”, explicó la candidata a diputada.

TODOS ALREDEDOR DEL 10. De impecable smoking negro (especialmente diseñado para esa noche por Tito de Matices) y del brazo de su hija Dalma (con un vestido bordado de Natalia Antolín), irrumpió en escena Diego Armando Maradona. Todos, desde ya, se acercaron al ídolo. La mayoría para elogiar su estado físico y el programa que todos los lunes conduce por el 13. Aquí, algunos comentarios que le hicieron: Catherine Fulop: “¡Que flaquito que estás, qué bello!. La semana pasada viajé a Nueva York y la gente me paraba para preguntarme: ‘¿Es verdad que tú eres la personal trainer de Maradona?’”. Mirtha Legrand: “No te pude llamar para decirte lo emocionada que me fui de tu programa. ¿Es cierto que te vas a ir de vacaciones solo con Dalma no bien lo termines? Me encanta el plan, los felicito”. Graciela Borges: “Cumplí tu sueño, conocí a Fidel Castro. Un día lo escuché en una entrevista donde decía que yo era una de sus actrices favoritas y ahí nomás me tomé un avión a Cuba para verlo”.

EL BALLET DIET. Ni el espectacular Julio Bocca ni la maravillosa Paloma Herrera probaron bocado. Los bailarines, gente de pura fibra corporal, explicaron que a este tipo de eventos suelen ir luego de haber comido algo en sus casas, porque siguen una dieta especial. Después, cada uno habló de sus proyectos. “Vine para hacer unas funciones en el Luna Park y aproveché para quedarme unos días a visitar amigos. Ya me vuelvo, el jueves tengo que estar en New York”, contó Paloma. Julio, por su lado, expresó un deseo a largo plazo: “Cuando deje de bailar me voy a comprar un barco para vivir ahí y navegar el Amazonas entero”.

GENTE FELIZ. Cada cual tiene sus motivos. Estas fueron las frases más alegres del evento:
– “Estoy haciendo una obra de teatro y me veo genial. Estoy trabajando muy bien. La gente se pone de pie para aplaudirme” (Matías Alé).
– “Llevo dos meses sin fumar, todo un récord, me siento mucho mejor” (Soledad Silveyra).
– “Acabo de llegar de Montreal, Canadá. Llevé El buen destino, película que dirijo, al Festival de Cine y por suerte la elogiaron mucho” (Leonor Benedetto).
– “Es mi tercer embarazo y lo vivo como el primero. Me siento muy bien, lo único que me preocupa es que muero por los dulces” (Dolores Barreiro).
– “¡Qué bueno! Por primera vez están todas bien vestidas” (Susana Giménez).

NOVIO CLANDESTINO. A la hora de las fotos, Andrea del Boca le pidió a una amiga que le tenga el celular. “Si llama ahora, tirá el teléfono. Sabe que en este momento estoy ocupada, que no tiene que llamar”. ¿A quién se refería? A su nuevo amor. Un romance que, por ahora, la reina de las telenovelas no quiere develar. Más tarde, cuando la acusaron de haberle dado un piquito muy frío a Diego Maradona en la tele, contestó: “¡Es que estaba Claudia cerca!”.

OTROS CHISMES. Araceli González fue la última en llegar a la fiesta. En realidad, había sido la primera, porque tomó una suite del Four Seasons para vestirse. “Es que no lograba ponerme de acuerdo con los zapatos”, se disculpó.
– Luisana Lopilato no fue del brazo de su novio, el galán Mariano Martínez, sino del de su papá, Eduardo. Se retiró temprano, porque al día siguiente debía despertarse a las seis para ir al gimnasio.
– Mirtha Legrand habló de su nieta: “Ustedes no conocen a Juanita. Tiene un carácter especial, pero es muy buena. Ella no tuvo la culpa de ser la nieta de Mirtha Legrand”.
– Pinky confesó: “La verdad, hace mucho que no salgo. Pero no podía faltar en esta ocasión”.
– Teté Coustarot fue sin su novio, Carlos Gazziglia, y confió a todos lo rara que se sentía usando tacos altos: “Soy tan alta que no estoy acostumbrada, siempre uso chatitos, pero hoy valía la pena cambiar”.
– Susana Giménez justificó la ausencia de su novio, Jorge Rama: “Está en Montevideo trabajando. Es espléndido, me encanta que sea tan naïf…”.

CHARLY, EL AUTENTICO. Fue de los pocos que se animaron a desafiar el look: zapatillas blancas, traje azul con la leyenda “desocupado” en el reverso del saco, camisa blanca y, debajo, musculosa amarilla en donde se leía una leyenda con ironía incluida: Kill Gil (García personalizó la remera de la película Kill Bill)Según él, un diseño “Say no more”. Esa, claro, no fue su única osadía… Pero vayamos por partes, porque lo suyo fue la gran atracción de la noche: sentado al piano y junto al terceto de cuerdas –Javier Weintraub en violín, Julián Gándara en el cello y Alejandro Terán en la viola– se dispuso a dar un show íntimo. Empezó con Desarma y sangra. Le siguieron Tango en segunda y La grasa de las capitales. La Alfano, confesa fan de García, que se había ubicado en la primera fila, aprovechó para hacerle un pedido al oído, en un impasse entre tema y tema. Con mala suerte, porque le erró el título y Charly no tuvo empacho en mandarla al frente: “Del living a la casa no tengo ninguna canción, querida…”. Y, galante, añadió: “Por primera vez en mi vida voy a complacer un pedido de Grace”. Y arrancó, sí, con Yendo de la cama al living. Más tarde, su asistente le dio la guitarra eléctrica y bajo la consigna de ofrecerle un tributo a Pappo, finalizó el show con Sucio y desprolijo.

TU MUJER Y LA MIA. La charla entre las diosas latinas Catherine Fulop (diva made in Venezuela) y Andrea Frigerio (pura sangre argentina) transcurría muy relajada en uno de los livings. Primero se elogiaron mutuamente los looks. Después tocaron uno de los temas que más les gustan: el de los nuevos tratamientos de belleza y la gym. Fulop le recomendaba la homeopatía y le aclaraba que los hidratos y las bebidas light son un veneno para la celulitis. Frigerio, por su lado, elogió las ventajas relajantes del yoga, disciplina que practica todas las semanas con una profesora particular en el playroom de su casa. Mientras, a unos tres metros, este diálogo entre sus maridos:

–¿Che, les faltará mucho a tu mujer y la mía? –le preguntaba Osvaldo Sabatini a Lucas Bocchino.
–No tengo idea, pero tendríamos que ir partiendo ¿no?
–Y, sí. Yo mañana tengo que estar a las siete arriba para llevar a las chicas al colegio. ¿Vos también estás encargado de eso?
–¿Tenés alguna duda?
–Ja, ja, ja…

DIALOGO DE TAPA. Mientras posaban para el número aniversario de GENTE, esto fue lo que se escuchó:
Diego: Rodeado de tantas diosas, ¿no parezco un muñequito de torta vestido así?
Mirtha: No, Dieguito. Parecés lo que sos, un ídolo.
Valeria: Bendito tú eres entre todas las mujeres.
Susana: Quiero esta foto para colgar en casa.
Araceli: Yo también, que sean dos.
Paloma Herrera: Tres, así me la llevo a New York.
El Diez: Ahora sí. Después de esto, me siento un winner. Estoy como cuando cargaba la Copa del Mundo en el Mundial ’86…

Y entonces llegó la foto y el aplauso general. La gran gala de los 40 años de GENTE recién comenzaba.

De izquierda a derecha y de arriba abajo, ellos son: Susana Giménez, Valeria Mazza, Mirtha Legrand, Paloma Herrera, Andrea Frigerio, Julio Bocca, China Zorrilla, Dolores Barreiro, Diego Maradona, Araceli González, Florencia Peña, Soledad Silveyra y Norma Aleandro.

De izquierda a derecha y de arriba abajo, ellos son: Susana Giménez, Valeria Mazza, Mirtha Legrand, Paloma Herrera, Andrea Frigerio, Julio Bocca, China Zorrilla, Dolores Barreiro, Diego Maradona, Araceli González, Florencia Peña, Soledad Silveyra y Norma Aleandro.

Luego de la producción de tapa, Charly invitó a Araceli González, Andrea Frigerio y Cathy Fulop para un brindis. Aunque rechazó el champagne: prefirió el whisky que trajo en una exquisita petaca. “<i>Chivas Regal… ¿Alguna quiere?</i>”, ofreció el genio bicolor. “></p>
<p class=Luego de la producción de tapa, Charly invitó a Araceli González, Andrea Frigerio y Cathy Fulop para un brindis. Aunque rechazó el champagne: prefirió el whisky que trajo en una exquisita petaca. “Chivas Regal… ¿Alguna quiere?”, ofreció el genio bicolor.

RELACIONADAS

Bitnami